Mario vs. Donkey Kong: Tipping Stars (Análisis Wii U)

Las aventuras continúan!

Las aventuras continúan!

Regresa una de las entregas favoritas del plomero por primera vez en una consola (también disponible para 3DS)! La saga Mario vs. Donkey Kong iniciada en la Game Boy que ya casi nadie recuerda, pasando por la mítica Game Boy Advance, la Nintendo DS en el March of the Minis donde comenzamos a utilizar los miniMarios principalmente, el Minis March Again! y el Mini-Land Mayhem! de la DS y la DSi. Lucha contra el gorila Donkey Kong (el nieto del original Donkey Kong, ahora conocido como Kranny Kong) que ha decidido robarte a Pauline (tu back-up, ya que Peach no más no) pero te impedirá que los alcances con estos acertijos que necesitas resolver para avanzar en tu camino. No te asustes, ya que tienes a estos robots minis que están dispuestos (está bien obligados, no son autómatas) a ayudarte a vencer a Donkey y hacer que Pauline caiga rendida a tus brazos. Lo sé, la emoción se siente en el aire.

Introducción:

Presentación al primer mundo

Presentación al primer mundo

Como ya había mencionado, el juego está basado en sus anteriores entregas, más específicamente a las más recientes. El juego consiste en controlar a los minis para llevarlos a todos a la puerta designada para cada robot ubicada al final de cada nivel (los robots DEBEN entrar a la puerta uno después del otro, de lo contrario no podrán entrar). Durante tu recorrido por los mundos podrás encontrarte con infinidad de obstáculos y enemigos que te irán dificultando la existencia, pero debes perseverar y utilizar lo que tengas a la mano para abrirte paso hasta completarlos todos y proclamarte el mejor jugador de todos los tiempos. Al menos de este juego.

El título viene de la clásica batalla entre Mario y Donkey Kong, rivales desde aquel juego del Nintendo original (NES) llamado Donkey Kong. En cuanto a lo de Tipping Star se que tiene algo que ver con estrellas…

Historia:

¡¿Qué no tienes alguien más a quién más molestar Donkey?! -Mario

¡¿Qué no tienes alguien más a quién más molestar Donkey?!
-Mario

No voy a entretenerme mucho en este apartado (como en ningún juego de Mario) ya que cada vez más los desarrolladores ni se molestan en crear una escena que explique el porque de todo, pero sacaré unas cuantas conclusiones con lo que hay.

En anteriores entregas vimos como los minis son creaciones de un mundo capitalista que llena la necesidad de usuarios del Mushroom Kingdom (Reino Champiñón) de tener en sus manos una copia de su héroe favorito (Mario vs Donkey Kong gba). En este mundo los gorilas no son la excepción así que Donkey corre a su tienda de más confianza para adquirir el suyo, pero al igual que el Nintendo de la vida real y sus amiibos no calcularon la demanda y se quedaron sin existencia. Esto hace enfurecer a Donkey (a quién no) por lo que decide robarse los minimarios! (eras mi héroe T_T) y huir. Mario (como también actúa como la ley en este mundo) va tras el con la conclusión que termina regalando a Donkey un miniDonkey y se vuelven amigos…hasta que Mario junto con Pauline inauguran un parque de diversiones basado en los minis (March of the Minis, Mini-Land Mayhem!). Donkey Kong se re-enamora inmediatamente de Pauline y la secuestra (tampoco soy bueno con las chicas) a lo que Mario la rescata.

Siguiendo esta secuencia de eventos, podemos deducir que Donkey Kong sigue enamorado de Pauline y por esto la quiere solo para él, Mario como buen héroe (o bestie) va en busca de la damisela en peligro en turno.

Jugabilidad:

El juego puede ser controlado solamente con el Wii U Gamepad por su pantalla táctil y el stick izquierdo o derecho que te permite mover la cámara. Al tocar podemos interactuar con toda clase de objetos que podremos encontrarnos en los escenarios. Los objetivos principales de cada nivel serán lograr que los minis lleguen con vida al las puertas, obtener las monedas de oro (chicas 100 y medianas 1000 puntos) y las monedas M (1000 puntos).

Lo que podemos controlar son los minis: MiniMario, miniPeach, miniToad, miniPauline, miniDonkey, miniLuigi y GoldenMiniMario. Aveces los encontrarás en los niveles encerrados en huevitos de plástico (como los Kinder pero estos juguetes están mejores) que deberás llevar a su respectiva puerta (en el penúltimo nivel de cada mundo (excepto en los niveles bonus) la puerta tendrá candado, el mini con la llave debe entrar primero para quitarlo!). También pueden agarrar martillos para eliminar a las pestes como shyguys, el mono robot parásito, los monos cañones, bloques de concreto, mono rapta-minis (inutiliza a tus minis hasta ser liberados) pero cuidado: los martillos son temporales (como la vida misma) así que haz buen uso de estos.

Las plataformas que utilizamos para controlar el recorrido de los minis (ya que una vez que los activas, no podrás detenerlos ni cambiar de dirección a voluntad, a diferencia de otras entregas) son las vigas rojas, que podemos tocar para agarrar y dejar donde queramos (si tenemos los suficientes bloques, encontraremos más en el nivel); las bandas transportadoras que puedes cambiar de dirección; los elevadores que puedes poner para moverte más eficazmente; los bloques rosa que puedes poner como se te antoje y las plataformas antigravedad que puedes activar y desactivar. Los famosos tubos también son un excelente medio de transporte por los niveles y los hay de varios colores (verde, rojo, naranja, gris, morado, amarillo y azul) que te dirá por donde saldrás, algunos podrás tocarlos y cambiarlos de posición. También verás unos Donkey de juguete pero no temas, solo te lanzan por los aires a match3 como 5 veces tu altura que es realmente útil cuando quieres subir de plataforma, pero si puedes utiliza un método más práctico, como las escaleras o las plataformas con resorte (las amarillas te hacen avanzar más, en contraste con las moradas). En algunos niveles igual verás interruptores de colores (morado, azul, rojo o amarillo) que hacen aparecer o desaparecer bloques en el camino, haciendo accesible o limitando ciertas áreas. También hay cañones que te disparan en la dirección que estén cuando los lances (tu controlas cuando será lanzado) y los Cañones mono, que lanzan a los minis a donde estén apuntando y te bloquean el paso.

Entre lo que puede terminar nuestra partida se encuentra el suelo de pinchos (espinas o como sea), los enemigos (shyguys, Thomps que caen cuando te ven, piranha plants escupe fuego, Pokeys que lanzan bolas de fuego) y el tiempo (que por cierto te da 100 puntos por cada segundo restante).

El terror de los minis

El terror de los minis

Atención: En el último nivel de cada mundo (excepto en los niveles bonus) un mono robot parásito controlará la mente de uno de los minis, cambiándolo a un color oscuro y caminando desde el instante en que empieza la partida. Esto lo hace inmune a los pinchos, no puede agarrar monedas y solo puede ser destruido con un martillo

Música:

De Mario ya sabes que melodías esperar y eso es algo bueno. Escucharás sonidos familiares basados en las canciones originales como el tema de Super Mario Bros. 2 durante el primer mundo; bongos y trombones para los niveles selváticos con el tema de Donkey Kong Country; beats pegajosos (ejemplo: música menú de pausa de Battletoads) con tecno para niveles de fábrica; melodía subterránea del 1-2 de Super Mario Bros. en las minas; maracas, cítaras y castañuelas en el desierto; piano y pianola en los ambientes tranquilos, espacial para bueno, el espacio.

Visual:

Típico nivel de Tipping Stars

Típico nivel de Tipping Stars

Está demás decir que este es un juego bonito, limpio y sin ninguna falla visual, que alegra desde el momento en que hechas un ojo e identificas inmediatamente que se trata de una entrega del plomero. No te dejará atónito, pero siempre es buena una versión HD de nuestra saga favorita (ahora por favor, Paper Mario si no es mucha molestia).

Colores vivos y llamativos iluminan tu pantalla para distinguir cada uno de los objetos inmediatamente iniciado el nivel, de principio a fin. Aunque se extrañan las escenas para sumergirnos más en la “historia”, enseguida recordamos que antes no nos importaba y se nos quita.

Repetición:

Siempre hay algo más

Siempre hay algo más

Al final de cada nivel, la puntuación que hayas obtenido dictará merecedor de que trofeo eres (bronce, plata u oro) que dan 1, 2 o 3 estrellas respectivamente (264 por todos los niveles), además de desbloquear niveles extra si consigues todos los del mundo!. Y tu QUIERES esas estrellas, así que te verás jugando una y otras vez los niveles incluso aunque ya los hayas completado. No olvides que en cada nivel encontrarás una moneda M (vale por 1000 puntos), ¡Consíguelas todas!

En todo el juego hay 6 mundos principales con 8 niveles cada uno: Rolling Hills , Jumpy Jungle, Runaway Warehouse, Crumbling Cavern, Dashing Desert, Twilight Valley. Además se encuentran dos mundos extra: Orbitting Observatory con 16 niveles (E1 y E2) y los 24 niveles Bonus (B) que son un combinado de todos los anteriores.

Veredicto:

Los gorilas si que pueden tener sentido del humor

Los gorilas si que pueden tener sentido del humor

La entrega de puzzles de Super Mario consigue estar a los estándares de anteriores versiones añadiendo aún más objetos y diversión que te garantiza horas probando técnicas para optimizar la manera de resolver estos niveles. Aunque esperaba alguna novedad que realmente me dejara impresionado, me parece justo decir que vale su precio en la tienda eShop de $250 MXN (son como 25 Coca-Colas de 500ml en México).

3.8/5 Memorable y entretenido